Betemit feliz con su nueva casa

Betemit feliz con su nueva casa

Los Dodgers entregaron al relevista Danys Báez y al infielder Willy Aybar para conseguir a Wilson Betemit en lo que para sus fanáticos había sido un error pero que mostraba las muchas expectativas que tenían en él.

"El cambio fue bueno para mí desde todo punto de vista porque me dan la oportunidad de jugar todos los días y me convirtieron en una antesalista", nos comentó en Miami.

Los Bravos lo firmaron por su gran potencial pero con tantos prospectos nunca pudieron realmente apreciar lo que podía ser capaz de hacer el nativo de Santo Domingo. "Ellos me dieron la oportunidad de jugar beisból pero ahora recibo el chance de ser titular. Si me dan la oportunidad puedo demostrar lo que puedo hacer en el terreno. Saber que uno alinea a diario es una gran diferencia. La concentración y la preparación para cada juego la haces con antelación. Estudias los lanzadores y llegas al estadio sabiendo lo que tienes que hacer".

Manny Mota lo describe como "un muchacho joven con mucho talento. Tener a Furcal a su lado lo ayudará ya que han jugado juntos y se conocen bastante. Tiene poco tiempo con el equipo pero su bate y su guante ya nos han dado la razón. Estábamos seguros que habíamos conseguido un excelente jugador".

Little tuvo mucho tiempo en la organización de los Bravos antes de ser manager de los Dodgers: "Todos en Atlanta hablaban de la calidad de Betemit. Le hemos dado la oportunidad y el muchacho ha estado aprovechando en grande el chance", nos dice sobre su nuevo antesalista.

Llegar a un nuevo equipo a mediado de temporada trae a veces problemas de adaptación pero en el caso de este joven que cumplió 26 años el pasado 28 de julio.

"Rafael Furcal ha sido de gran ayuda además de que comparto el infield con él y con Lugo. Es como jugar en casa. La comunicación es muy buena y eso nos permite jugar mucho mejor", dice sonriendo.

Llegar a una nueva organización ha sido una bendición por el tiempo de juego pero lo que más le ha gustado nos lo explica el mismo Betemit: "La confianza que han depositado en mí es lo mejor de todo. Por supuesto que tener a Furcal y tantos latinos alrededor también suman".

Se ve muy contento y parece disfrutar mucho más su juego con la meta de finalizar sano la temporada y poner su granito de arena para llegar a la Serie Mundial.